Aislamiento (o como me gusta llamarlo hoy, “Saturday Night Fever”).

[Nota: este post lo escribí bajo un estado de pseudo-delirium tremens por fiebre el sábado (y casualmente por la noche). Todos los errores e incoherencias están intactos.]

Francamente, me siento inútil sin internet. El hecho de que una herramienta tan importante en mi vida (y en la de casi todas las personas en general) esté ausente me deja en desesperanza. Hace unos cuantos día (casi una semana), me cortaron la línea telefónica por moroso (como siempre cada 2 meses), hasta supongo mañana domingo, o a mas tardar el lunes, cuando podré ir a pagarlo con un dinero duramente trabajado por mi madre (y con mi ayuda). Suena a que mi deuda era de una suma exhorbiante (lo cual no está muy alejado de la realidad, considerando el uso que le damos al teléfono en mi casa), pero la imposibidad de pagarla a tiempo viene dada por un trasfondo familiar del cual me reservo, por ahora, a hablar por acá.

Como sea, el estar sin Internet es sumamente inconveniente, teniendo en cuenta que diariamente recibo actualizacione en mi Google Reader de cerca de 50+ blogs, de los cuales un puñado son actualizados cada 5 minutos, o eso pareciera. Además, está mi cuenta de DeviantArt, la cual, aunque no la uso mucho, también recibe actualizaciones de un centenar de devianteros. La última vez que la dejé botada fue por cerca de 2 meses, y acumulé casi 3000 notificaciones. Y ni hablemos del fulano FB. Considerando que no tengo muchos “amigos”, no es que reciba el spam de comentarios y tal, pero los mensajes privados de páginas de fans pululan al extremo de colapso.

Y ni hablar del twitter! Claro, y repito, no es que tenga muchos seguidores con quien hablar o PM que revisar, pero viendo que es una herramiente de la cual uno se entera de cosas importantes mucho antes que en la tele (de la cual hablaré en breve), uno se pierde de muchas cosas. Y, desgraciadamente, no existe una opción de guardar un log con las “conversaciones/twitteos mientras estuve desaparecido”. Claro, puede que no me haya perdido de mucho, pero no poder chismear es algo que me deja bastante… aburrido. O algo así. (por dios, sueno como una comadre xD).

Ahora, dejando el internet de un lado por un momento, la otra herramienta de comunicación que está ausente (una vez más) de mi vida es el televisor. Y digo “una vez más”, porque cuando yo tenia como 5 años, nuestro televisor se fundió, y estuve libre de su perniciosa influencia durante casi toda mi infancia (creo que hasta los 10-11 años). La excusa de mi mamá: “Tienes que leer!”. Y cómo leí! Freud. Sociología. Metafísica. La Biblia en 7 días. Verne. Psicología. Cosmetología (WTF?). Diseño de modas. Y las queridas, pero ya extintas GeoMundo y las National Geographic (las que aterrizaran en mi apartamente).  Y cualquier otro cachivache con letras que se atravesara por mi camino.

Lo peor del asunto es que, aunque tengo un televisor de los pequeños en blanco y negro de repuesto, ya no veo tele. Nisiquiera los partidos. Y aunque mi hermana tiene su televisor culón de hace no-sé-cuánto, tampoco voy a su cuarto a ver nada. Ni siquiera los partidos. Lo cual me recuerda que mañana es la final del mundial. Holanda vs. España. Espero que el pulpo paul ** no se pele y gane españa, tal como anunció hoy antes de su certera muerte a manos de un cocinero experto. Lo cual me recuerda una vez más (sí, hoy ando peor que Mr. Magoo), nos cortaron el DIRECTV! Por primera vez en no sé cuántos siglos (supongo que desde que cisnero montó la cadena en vzla) no nos había pasado esto! Claro, todo se debe a la desidia de mis dos hermanas (después hablaré del tema) y la conveniente amnesia selectiva de mi madre. Y a una sequía monetaria que rivaliza con la del Mar Aral ***.

Entre otras cosas que me tienen deprimido (sí, porque lo estoy, aunque no mucho) es que tengo una jodida fiebre que salió de las baldosas (seguro por bañarme con agua fría en la mañana… espero que no sea dengue), que nadie me conteste los mensajes (ni siquiear mi mejor amiga, que sguro anda sin saldo again, pero bueh), y que no tenga otra cosa que hacer que leer Jurassic Park y The Lost World en la compu, así como verme por 89ava vez la primera película, por 26ta vez la segunda y por 15ava vez la tercera (no es mojón, las he rayada hasta el cansancio). Y lo peor es que seguramente me voy a poner a leer la saga de jarri pote! Argh! El ocio! Y la fiebre!

En fin, creo que ya es hora de apagar la lappy. Estoy en este peo desde la tarde en la cama (xq me cansé de la silla), y ya ando cansado. Hora de ir a dormir (aunque sean 20 para las 9), y a ver si puedo sudar la cochina fiebre que tengo ahora. Para su información, este post lo escribí bajo todas las circunstancias anteriormente mencionadas, así que cualquier parecido con la realidad no es coincidencia, es una conspirancia. Por Dios, ya ando delirium tremens. En fin, それじゃっ!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s