De vuelta a la carrera (y no precisamente la de Discovery Channel)

Contra todo pronóstico, y contrariando la lógica y el sentido común que debería pulular en una suciedad sociedad “moderna” como la que habitamos (la venezolana), hoy iniciaron las clases en la universidad. Mejor dicho, hoy fue el día en que el 95.98% de la población estudiantil en mi universidad se llevó el gran chasco de la semana al ver que, efectivamente, los profesores fueron puntuales al presentarse en las aulas, dar la pequeña y no-tan-obligatoria charla introductoria y empezar a dar materia. El otro  4.02% estaba en la playa, por eso no supieron nada ni se amargaron la vida.

En mi caso particular, este semestre empezó tal como lo esperaba: lo más regular y nulo posible. Hoy sólo tuve una clase, Cálculo 2, y mi profesora ya empezó a dar materia. No es que me afecte mucho: total, es la séptima vez que la veo en mi vida (qué fail sonó eso). Lo que si me perturbó fue que la profesora no tenga un acento definido: al inicio de la clase no presentaba ninguno, pero a medida que pasaban los minutos pasó por acentos como el árabe, gringo, italiano, francés, españoleto, colombiano/gocho, mexicano, entre otros. Empiezo a sospechar que sufre de múltiples personalidades o que es una espía de la CIA. En fin, detalles.

Sin embargo, este semestre no está fácil: Programación 2 la veo con “Mr. Bean” (después echo el cuento) y Humanidades 3 con una profesora que tiene fetiche con la puntualidad, según dicen las malas lenguas. Y además tengo la fulana labor social, la cual espero no me termine mandando a La Pastora o a algún sitio en el c*lo del mundo.

En fin, ya se me acabaron las vacaciones, y con ellas la posibilidad de hacer el coñazo de güevonadas que dije que iba a hacer pero que la vagancería me impidió llevar a cabo: terminar de pintar el pasillo del piso, practicar programación antes de empezar clases, ver las 14 series y leer las 4 novelas que tengo pendientes, empezar a aprender Java y PHP, meterme a practicar parkour, formatear la computadora y etecé, etecé, etecé. Ahora veré cómo hago un viaje de cosas en 2 días. Adieu!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s