Catarsis Malograda (I) – (No sé qué título pornerle, porque es realmente ridícula)

Nota: Este post es simplemente una catarsis más, sin sentido ni razón de ser… como debe ser. Cualquier cursilería y/o comentario infantilmente inmaduro, así como cualquier incoherencia gramatical y/o de redacción, es producto de no haber almorzado a la hora que me corresponde, y el ocio producto de un lunes sin clases por el día de San No-Sé-Quién. Atte., el autor.

Es una verdad casi universal que entramos en la universidad sin saber si en realidad nos va a gustar la carrera. Vamos, déjen la hipocresía y admítanlo: en más de una ocasión, aun por una fracción de segundo, en nuestra mente se presentó el gran dilema, la gran pregunta: “¿es esto en realidad lo mío?”. A mi parecer una pregunta idiota, pero válida: todos tenemos nuestro momento de idiotez.

 Durante mis años de universitario, he conocido gente que apenas unas semanas empezado el primer semestre, se cambió de carrera. Otros tardaron año y medio, otros dos, y así sucesivamente. Un amigo, que estudió conmigo Computación en la USB, se apareció el otro día, 3 años después, en mi universidad, en Letras. Un cambio bastante radical, pero siempre motivado por la misma constante.

 Ahora, bien, algo bastante curioso, por lo menos en mi caso, es que, aunque a veces he cuestionado mi lugar y futuro en la carrera, siempre he descartado la duda, considerándola un malgasto de neuronas.

 No es que esté “enamorado” de mi carrera, o que sienta una “pasión desmedida” por ella. Tampoco considero que la estudio porque es la única que me “gusta” o porque profesionalmente tiene potencial para generar ingresos. En realidad creo me decidí por estudiar Informática por la incertidumbre que me genera siempre.

 Suena absurdo e ilógico, pero no hay razón o motivo sobre el cual profundizar. Si alguien me pregunta, siempre le suelto la misma respuesta genérica: “no veo química, veo sólo dos físicas, 4 cálculos, es abstracta, etc, etc, etc”. Y de vez en cuando lo embellezco con “mi sueño frustrado es estudiar música: siempre quise tocar piano.” Es cierto, me fascina un piano/teclado/órgano.

 Esto me lleva a hablar de algo suele presentarse mucho en mi carrera. Hay gente que la estudia porque ya son nerdos natos y andan en la onda. Otros porque sus padres los influenciaron: su primera computadora tenía Windows 3.1. Otros por razones económicas: trabajar con lo relacionado a la Ingeniería Informática tiende a generar ingresos, aunque también es un concepto errado que tiene la mayoría de la gente.

 Sin embargo, es durante la carrera que muchos ven qué parte de la misma les gusta, y por lo general es en el “no return point”: pasando ya la mitad de la misma, cuando ya es demasiado tarde como para realizar alguna idiotez justificada. En mi caso, no fue así. El semestre pasado, que pudo considerarse como un híbrido de la mitad de la carrera, fue equivalente a la Odisea: no sé como coño llegué de Troya a Ítaca, pero lo hice. Ulises me habría dado un abrazo de estar presente.

 Pero no en mi caso. Aun habiendo pasado de manera olímpicamente inercial uno de los semestres más difíciles que he tenido, no supo qué me llamaba realmente la atención de mi carrera. Nada, ni un tema ni pío. Solía mencionar aplicaciones móviles, redes sociales, CGM, etc, etc, etc. Pero siempre lo veía vacío, sólo una plática para excusar el retraso de 1 año que yo mismo había provocado. Ni siquiera haber pasado liso me causaba satisfacción.

 Y es entonces que me pregunto algo más lógico: ¿por qué sigo estudiando esto?. Y a veces me respondo que es para satisfacer a mi madre, o para empezar a trabajar y largarme a otro país primermundista, y así va la cosa. Sin embargo, aun con que sea lógica la pregunta, al final la idiotez domina. No estudio por el simple hecho de graduarme, ni por autocomplacencia. Estudio por el simple hecho de buscarle respuesta a esa misma pregunta. Darle sentido al mismo planteamiento de la pregunta. Y este semestre ya está empezando a tomar forma.

 El semestre pasado me tocó un profesor en Circuitos Electrónicos que siempre hablaba de las tesis, y durante el semestre estaba lidiando con los tesistas, y siempre el tópico de la tesis estaba coleado de alguna manera. Este semestre entré de oyente en su clase de Arquitectura del Computador, y volvía a estar presente el tema de las tesis: que la tesis de este año fue brutal, arrechísima, los chamos se botaron, etc, etc, etc. Y es entonces cuando me dí cuenta de la terrible realidad, que en broma le comenté a una amiga: cuando te empiecen a hablar de tesis, cágate… porque están a la vuelta de la esquina.

 Esta semana pasada, ya habiendo visto todas mis clases respectivas, me dediqué a divagar un poco en el pensum de la carrera. Comentando con un amigo respecto a las posibilidades de adelantar materias fastidiosas para quitármelas de encime, me di cuenta de algo que siempre he anhelado: el tiempo, y las oportunidades que me da la vida, ahora van de la mano.

 Antes siempre trabajaba contrarreloj, con azaro y afán, para poder producir resultados satisfactorios de donde no los hay. Sin embargo, ahora el tiempo parece avanzar con exacta precisión, y mi trabajo debe ir al mismo son. Ahora están saliendo oportunidades que ni yo imaginaba, en medio de mi usual derrotismo, podrían aparecer. Ahora es cuando me estoy empezando a cagar, porque, aunque parezca lejano, en 3 semestres estaré haciendo un seminario de una tesis que ya debo empezar a pensar.

 Ahora es cuando la vida empieza a tocar la puerta, y hacerme saber que tengo que salir eventualmente a vivirla. Ahora es cuando, vagamente, le estoy empezando a tener aprecio a mi carrera. La incertidumbre de no saber qué realmente me gusta de la misma se ve ahora opacada por la emoción que me genera el saber que, en estos pocos semestres que me quedan, explorararé todo un mundo de posibilidades con más ímpetu que nunca. Como el viejo dicho reza: más vale tarde que nunca… o algo así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s